Nosotros vimos nacer la leyenda

Archivo para octubre, 2010

Cristiano Ronaldo presenta nuevas botas


Reacción de la mano de CR7

El Hércules matagigantes había hecho saltar la banca en el Camp Nou y tardó dos minutos en dar la campanada ante el Real Madrid. Trezeguet metió un golazo de cabeza con la ayuda de Pepe y Ramos, que lo dejaron saltar completamente solo. Y el francés no es alguien a quien se deba dejar campar a sus anchas. Hasta ese momento, el equipo de José Mourinho nunca había ido por detrás del marcador. Tocaba ver si tendría carácter para remontar ante un Hércules que iba a firmar 45 minutos muy buenos, pero que acabaría acusando el esfuerzo.

Carácter demostró el equipo blanco en la primera parte. Lo que le faltó fue profundidad porque Di María se atascó en su retiro forzoso en la banda derecha y Özil andó desaparecido. A cambio, le sobraron las imprecisiones de Pepe y Ramos, que fueron pródigos en errores y broncas. Incluso sin hacer un gran partido, el conjunto visitante dominó y convirtió a Calatayud, el portero rival, en el héroe del partido, aunque Casillas también hizo un milagro salvando un remate a bocajarro de ese cazador de goles entrado en años llamado Trezeguet.

Tras el descanso, Mourinho situó a Di María en su banda natural, la izquierda, y el extremo se lo agradeció logrando el empate a los pocos minutos. Calatayud no pudo atrapar un disparo escurridizo típico de Cristiano Ronaldo, que además se envenenó con el bote, y el Fideo aprovecho el regalo para formar un corazón con sus manos delante de las cámaras.

Los entrenadores también pueden ganar partidos

El segundo gol se le resistía al Real Madrid y entonces Mou hizo de estratega. Quemó las naves con Benzema, que salió por Pepe, uno de los centrales. Una maniobra muy arriesgada que le salió rdonda. El francés intervino junto a Marcelo (chapeau el brasileño) en el primer gol de Cristiano Ronaldo, y a continuación dio el pase de la muerte al portugués en el tanto que sentenciaba el encuentro.

The Special One ya lo tenía previsto y había sacado dos defensas (Arbeloa y Albiol), que tenía calentando desde que metió a Benzema, para reorganizar el equipo que había puesto patas arriba para buscar la remontada. Los cracks como Cristiano ganan los partidos, pero muchas veces los entrenadores también tienen su parte de culpa en sus hazañas. Ayer, Mourinho se la jugó y ganó. Su equipo físicamente está pletórico y la moral también la tiene por las nubes. Él, por su parte, le ha dado su personalidad ganadora. Lógico que sea el líder de Primera.

Cristiano celebra uno de sus 2 goles de esta noche.


Cristiano Ronaldo califica a Mourinho como “el ‘padre’ del Real Madrid”

El jugador del Real Madrid Cristiano Ronaldo se ha referido a su entrenador en el club blanco, Jose Mourinho, definiéndole como “el ‘padre’ del Real Madrid”. “Es un buen entrenador con las ideas muy claras”, reconoció Ronaldo sobre su compatriota portugués en una entrevista en el diario deportivo italiano ‘La Gazzetta dello Sport’.

El futbolista alabó además las novedades introducidas por Mourinho y aseguró que “varias cosas han cambiado: disciplina, agresividad, estilo de juego y el hecho de trabajar mucho y todos juntos hacia el mismo objetivo. Esta temporada es muy distinta de la pasada. El Barcelona es siempre un rival difícil, pero el Madrid de este año no es el del año pasado, es totalmente distinto”.

El portugués también habló sobre su estado de forma, que parece estar mucho mejor en los últimos partidos, donde el delantero ha recuperado el gol que se le resistía a principios de temporada: “No se puede estar siempre al máximo, hacía y hago las mismas cosas. Nunca he perdido la calma, primero los goles no llegaban y ahora sí. Sólo intento echar una mano a los compañeros y ayudar a crear ese espíritu de equipo que ahora es más evidente con Mourinho”.

Benzema necesita tiempo

El jugador portugués pidió además tiempo para la adaptación del francés Karim Benzema, fichaje estrella durante la temporada 2009/10. “Es un jugador con mucho talento que necesita tiempo para adaptarse. Los periódicos lo presionan demasiado y es necesario que lo dejen tranquilo. Estoy seguro de que antes o después explotará”.

Cristiano está en una forma brutal.


El orden pudo con el talento

El partido permite dos interpretaciones, la melodramática y la otra. Según la primera, el Madrid habría fracasado en Murcia porque no pasó del empate a cero contra un equipo de Segunda B, enunciado incontestable. A ese fallo esencial hay que añadir otro, el motivacional. Excepción hecha de Cristiano (guerrero patológico), el equipo no tuvo el nervio que pretendía Mourinho, por mucho que se empeñara en inflamar los ánimos en los días previos, primero amenazando con cortar cabelleras y luego con borrar a los culpables de la próxima lista.

El problema es que se hace difícil distinguir a los responsables. Podríamos acusar a Benzema, víctima otra vez de esa desidia existencial que tanto desespera. Sin embargo, no sería justo cargarle con el empate. Es verdad que no estuvo a la altura del desafío que se le había planteado, pero sospecho que no es hombre que se estimule con los ultimátums. Intuyo que le activan más los arrumacos, la confianza, el saberse querido. De ser así, su futuro pasa por buscarse equipo o por comprarse un perro, un labrador, tal vez.

La siguiente tentación es apuntar al doble pivote: Diarra-Granero. Aunque tampoco ellos lo explican todo. En general, su papel fue el del equipo, ni brillos ni sombras, interés sin musas. Del resto de novedades, Albiol cumplió sin presumir, Canales apuntó más que hizo y Pedro León hizo bastante, aunque aún podría hacer más (es posible que hagan falta dos labradores).

Plan

De manera que el análisis del Madrid nos lleva al Murcia y, siguiendo el hilo, a la interpretación más amable de las posibles. En una noche poco inspirada, el Madrid se tropezó con un rival militarmente ordenado, estricto con el dibujo y dibujado para defender. Un rival, por cierto, que viaja en una categoría equivocada por jugadores, entrenador, afición y estadio. Se juntaron, por tanto, un día gris y un enemigo con un buen plan.

La consecuencia de tanto rigor defensivo es que al Murcia no le dio para acercarse al área de Casillas, totalmente inédito (hubiera sido buena noche para Dudek). Mientras el Madrid, incapaz de superar las trincheras, acumulaba tiros de lejos (uno de Granero al palo), el equipo local hubiera necesitado un par de futbolistas más para montar los contragolpes. Ya se sabe, es lo que sucede con las sábanas pequeñas: hay que decidir si taparse los pies o la cabeza.

El primer cambio de Mourinho estuvo a la altura de su fama de tipo duro. A la hora de juego retiró a Benzema cuando lo previsto era concederle el partido entero; lo más cruel es que le obligó a cruzarse con Higuaín, que aquí hace el papel de gafotas empollón.

La sustitución de Cristiano sí cumplió con el guión. Antes de marcharse, eso sí, hizo estrella a Dani Hernández. Después de repeler cuantos tiros le llegaron (el balón era un Jabulani, también llamado Jabón-lani), el venezolano encadenó dos paradas espléndidas, a un lanzamiento de falta del propio Cristiano y al posterior remate de Pedro León.

Ese fue el retrato del partido. El Murcia con cara de proeza y el Madrid con gesto de fastidio, pero tampoco mucho.

Cristiano fue varias veces por el suelo.


Casillas, Xabi Alonso, Özil y Cristiano Ronaldo, candidatos Madridistas al Balón de Oro

Iker Casillas, Xabi Alonso, Mesut Özil y Cristiano Ronaldo están entre los 23 finalistas a conquistar el FIFA Balón de Oro, cuyo ganador se conocerá en la gala que se celebrará en Zúrich el 10 de enero de 2011. Los cuatro futbolistas del Real Madrid incluidos en la lista que ha emitido este martes el máximo organismo del fútbol mundial aspiran a un premio que, tras el acuerdo al que llegaron en julio de este año ambas entidades, unificará por primera vez el Balón de Oro que entregaba France Football y el FIFA World Player.

Iker Casillas es el Zamora en lo que va de Liga y fue elegido el pasado verano como mejor portero del Mundial que conquistó con la Selección junto al mediocentro blanco Xabi Alonso, otra de las piezas claves para que España se hiciera con el título. Mesut Özil también fue una de las estrellas en Sudáfrica, donde dirigió a Alemania hasta la tercera posición del campeonato, y ha arrancado la nueva temporada de forma espectacular como madridista. Por su parte, Cristiano firmó una gran campaña 2009-10, en la que marcó 26 tantos en Liga y 7 en la Champions. Esta racha goleadora tiene continuidad con el excelente arranque de la Liga 2010-11, en la que lleva 9 dianas en ocho jornadas.

El 6 de diciembre de 2010, la FIFA y France Football anunciarán en un acto para los medios de comunicación los nombres de los tres jugadores con más votos, que son elegidos por los capitanes y entrenadores de las selecciones nacionales masculinas y femeninas de los países que forman parte de la FIFA, además de los representantes de los medios de comunicación designados por France Football.

Cristiano ganador del Fifa World player y Balón de Oro en 2008.


Nuevo anuncio de Cristiano Ronaldo para el BES

Nuevo anuncio del banco portugués “Banco Espiritu Santo”, el banco que tiene a Cristiano como imagen ya desde hace años, este es su nuevo anuncio:


CR7 destroza al Racing

Calculen. El Real Madrid había marcado tres goles antes de cumplirse la primera media hora y seis cuando todavía faltaban 23 minutos para el final del partido. De la media docena de goles, cuatro llevaban la firma de Cristiano, quien al fallar el quinto se llevó un disgusto inconsolable, hay noches en las que uno no está para nada. Di María dio dos asistencias, provocó un penalti, pegó una rabona, tiró de chilena y ni siquiera fue eso lo más relevante que hizo. Su partido también se puede medir en kilómetros recorridos. Baste decir que terminó la faena como lateral zurdo presionante. En resumen: las millas que completó le valdrían la tarjeta platino de cualquier compañía aérea.

Para explicar lo ocurrido habrá que fijarse en el Madrid, en su repentina madurez. Para entender la velocidad de los acontecimientos habrá que preguntar al entrenador del Racing. Portugal colocó tan adelantada su línea de cinco defensas que al anfitrión le bastó con buscar los espacios para dibujar la marca del zorro en la espalda de sus guardianes. De ese modo llegaron los tres primeros goles, con la defensa racinguista volviendo sobre sus pasos como el ejército de Maximiliano. Di María asistió a Higuaín en el primero; pase largo, digno de Schuster. En el segundo fue Higuaín quien envolvió el regaló y Cristiano lo abrió. El tercero fue un calco, sólo cambien a Higuaín por Özil, gol de Cristiano, otro.

Admito que en ese instante temimos quedarnos sin partido. Pasó contra el Milán y ocurre muchas veces: quien se aproxima a la goleada se acuerda de que los otros muchachos también tienen madre, incluso esposa, quizá pequeñuelos. Y levantan el pie. Sucede con muchos equipos, pero no están entrenados por Mourinho.

Ogro Bueno

Entre las conquistas de este Shrek de los banquillos (valga la metáfora por ese carácter sulfuroso que esconde, aseguran los más cercanos, un ogro bueno) está el haber transmitido al grupo una ferocidad y una entrega encomiables. No hubo respiros, pues. Si el Racing asomó la cabeza fue por propia dignidad y por el talento de Kennedy, apellido que desde Bahía Cochinos no se veía envuelto en un desastre parecido.

El cuarto gol nació de un empeño doble, el de Di María por llevarse el balón y el de Cristiano por marcar. El quinto repitió protagonistas, para uno el penalti y el gol para el de siempre. El sexto fue obra de Özil tras bajar la pelota con su empeine de terciopelo.

Llegados a la media docena, los más piadosos recordaron que en el colegio tan incómoda situación se hubiera resuelto cambiando de bando al mejor de los buenos, o a un par, en caso de tanto desequilibrio. Cristiano y Di María, por poner un ejemplo. Esos dos, con el Racing, para que no decaiga. Y todos contentos, más dignos los vapuleados y más tonificados los abusadores. Sin posibilidad de regresar al patio del colegio, el Racing tuvo que conformarse con un gol de rebote, obra conjunta de Diop y el lomo de Rosenberg. Y no fue poco a tenor de lo que pudo ser.

La historia le apuntará la noche a Cristiano todopoderoso. Las brillantes tarjetas de viajero habitual pertenecen a Di María.

Cristiano imprime ritmo de Balón de Oro.

“Sin los compañeros no hubiera marcado cuatro goles”

Al término del partido ante el Racing, Cristiano Ronaldo se deshizo en elogios hacia sus compañeros, porque sin ellos “no podría marcar”. “Hay que felicitar al equipo. Estoy muy contento por los cuatro goles pero sin ellos no podría marcar. Estoy muy feliz, pero los compañeros están muy biien, algunos mejor que yo”, declaró CR7.

Además, demostró que tanto él como sus compañeros tienen la cabeza bien amueblada y saben que esto sólo acaba de comenzar. “No hay que estar eufóricos porque todavía falta mucho. Estamos primeros, jugando bien, pero todavía falta mucho”, sentenció el luso.

Con sus cuatro goles, Ronaldo continúa al frente de la clasificación de máximos goleadores de la Liga, con nueve tantos. Atrás deja a Nilmar y a Messi, con cinco dianas cada uno.