Nosotros vimos nacer la leyenda

El Madrid gana un partido canalla

Victoria apretada del Real Madrid ante el Sporting en El Molinón en un partido en el que no exisitió un claro dominador y en el que el conjunto de Mourinho gozó de las mejores ocasiones del partido. Los de Preciado plantaron cara a su rival en todo momento y supieron poner en apuros al líder de la Liga. Juan Pablo fue el mejor jugador del conjunto local con intervenciones de verdadero mérito. Cuando parecía que el choque estaba abocado al empate a cero, apareció Higuaín para remachar a la red un rechace del guardameta asturiano tras un disparo de Benzema. El gol del argentino mantiene a su equipo al frente de la clasificación. Una parada antológica de Casillas a remate de Barral evitó el empate del Sporting poco después del gol visitante. En el descuento del partido Botía realizó una entrada sin sentido a Cristiano Ronaldo que le costó la roja directa.

Ambiente enrarecido el que rodeó la visita del Real Madrid a Gijón debido al cruce de declaraciones entre los técnicos de ambos equipos durante la semana. Se comprende que Mourinho pueda ver un partido desde la grada por perder el respeto a un árbitro, pero lo que no se puede comprender ni permitir por parte de nadie es que tenga que hacerlo escoltado por cuatro guardaespaldas. No hay que olvidar que el fútbol es sólo un deporte, y frases como “Mourinho muérete” sobran en algo tan banal. Dejando a un lado lo extradeportivo, vamos a lo que realmente interesa: los goles, las jugadas y las emociones propias de un choque entre dos históricos de la Liga española. Preciado alineó su once de gala y Mourinho volvió a confiar de inicio en los Once Fantásticos. El Madrid, que defendía liderato y que no perdía en Gijón desde el 94, se enfrentaba a un equipo que se agigantaba en casa y que tenía como objetivo ser el primer verdugo del equipo de Mourinho.

El comienzo del partido no distó mucho de lo que se esperaba. El Sporting saltó al césped buscando imprimir un ritmo alto al encuentro basándose en una presión máxima y acudiendo al límite a por cada balón. Aún así, el Real Madrid no se sintió agobiado en ningún momento y aguantó atrás esperando muy ordenado en su campo para salir a la contra y hacer uso de la calidad de sus jugadores. Un disparo al palo de Higuaín en el minuto diez y otra clara ocasión de Di María fueron las primeras muestras de que el equipo blanco empezaba a llegar con facilidad al área de Juan Pablo tras haber ganado la batalla a los locales en el centro del campo. A los de Preciado les costó mucho mantener la posesión del balón y las posiciones de sus jugadores, lo que retrasó la primera llegada asturiana con peligro hasta el minuto veinte.

A medida que avanzaron los minutos se comenzó a ver un Madrid más estático y atascado que no llegaba con tanta facilidad como al principio, mérito sin duda del Sporting, que ante el acoso blanco juntó un poco más sus líneas para contener las peligrosas embestidas. El conjunto rojiblanco consiguió de esta forma ponérselo más complicado a su rival y nivelar el encuentro durante el tramo final del primer tiempo. El empate a cero que registró el marcador al descanso fue producto de la mala puntería visitante en las claras ocasiones de las que gozó en los primeros minutos. Uno de los que tenía el partido más complicado, el árbitro Turienzo Álvarez, pasó desapercibido durante la primera mitad. La mejor de las noticias, sin duda, para un colegiado.

Se llegó al segundo acto sin cambios y con el Madrid obligado a volver a tener el balón, profundizar más en sus jugadas de ataque con acciones rápidas y buscar a sus jugadores de fuera para acompañar la movilidad de Özil, Cristiano e Higuaín. Ante todo, había que evitar la pérdida de ritmo de los últimos minutos previos al descanso y lograr enfriar en lo posible un partido que iba subiendo de temperatura en cada jugada, protestadas en su gran mayoría por los jugadores locales y su afición, muy enchufada y metida en el partido durante los noventa minutos buscando dar alas a los suyos. Un disparo de Di María, al que respondió Juan Pablo con una espléndida parada, fue la primera señal de que los jugadores blancos habían tomado buena nota de las indicaciones de Mourinho durante el intermedio. La polémica arbitral no pudo faltar en un encuentro de alta tensión y en el minuto 55 Turienzo anuló un gol de Higuaín a pase de Di María por un fuero de juego que no existió.

Desde la reanudación se vio a un Madrid más activo en ataque y con más movilidad en la línea medular que el visto minutos antes del descanso. Mientras tanto el Sporting, lejos de arrugarse, presentó batalla a su rival y no le permitió dominar con comodidad el choque. Ante esto, Mourinho movió ficha y ordenó a Karanka retirar a Di María para dar entrada a Benzema. Las oportunidades claras en el segundo tiempo brillaron por su ausencia hasta que se superó el minuto veinte, momento en el que el partido se empezó a romperse y en el que Higuaín y Sangoy tuvieron en sus botas la oportunidad para inaugurar el marcador. Un genial Juan Pablo, con el que también se encontró minutos después Benzema, y unos centímetros de más evitaron que los argentinos abrieran la lata.

Cuando todo indicaba que el choque estaba abocado al empate, un rechace de Juan Pablo a disparo de Benzema fue remachado a la red por Higuaín para anotar el único tanto del partido. El gol del delantero madridista aplacó algo los ánimos locales, que vieron como el partido se les escapaba a pesar de la lucha titánica de la que hicieron gala desde el pitido inicial. Una antológica parada de Casillas tras un remate de Barral evitó el empate local poco después. En los segundos finales Botía realizó una entrada fuera de lugar a Cristiano que le costó la roja directa. Victoria por la mínima del Madrid que le sirve para seguir imbatido esta temporada y continuar como líder de la Liga con un punto de ventaja sobre su máximo y, al parecer, único perseguidor esta campaña, el Barcelona. El Sporting plantó cara a su rival en todo momento e hizo un partido lleno de oficio y esfuerzo, pero que acabó significando su quinta derrota liguera.

Cristiano intentando superar un jugador rival.

Anuncios

4 comentarios

  1. jacson cr de colombia el cristianismo

    nos dieron sable del bueno en gijon

    noviembre 16, 2010 en 0:18

  2. Alejandra G.

    Ya salió la lista de nominados al Puskás Award, el mejor gol del año. Cristiano ganó en la primera entrega, 2009.

    Lamento informarles que Cristiano no está en la lista

    http://www.fifa.com/ballondor/puskasaward/index.html
    FIFA Puskás Award 2010

    De los que reconozco están: Messi (Barcelona), Nasri (Arsenal) y Robben (Bayern).

    noviembre 17, 2010 en 17:56

  3. estefania

    jjaja q wuapo ronaldo casi metes gol no pasa na hoy te veo en españa portugal

    noviembre 17, 2010 en 21:06

  4. Gracias Alejandra G por la info!

    noviembre 19, 2010 en 16:29

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s