Nosotros vimos nacer la leyenda

El Madrid sigue la senda de Mou

Como se sabe, todos los mundiales los debería organizar Alemania y habría que añadir que los amistosos tendrían que jugarse casi siempre en el Olímpico de Berlín, que huele a historia desde la distancia y que tiene forma de Señor Estadio. En ese marco legendario jugó uno de los dos mejores equipos del mundo su cuarto partido de pretemporada. Y ganó, claro. No sólo porque el Hertha, recién ascendido a la Bundesliga, ofreció poca resistencia, incapaz de recuperar un balón o de hilvanar un contraataque con eficacia tras su tanto inicial, sino porque al Madrid le sobra de todo para ganar a casi todos. Salió al campo con lo mejor de lo que le queda (vieron la primera parte desde el banquillo un recuperado Khedira y el nuevo Kaká, que sigue pareciéndose demasiado al viejo Kaká) y fue suficiente. Los nuevos volvieron a destacar, Cristiano marca y defiende más que nunca, y hasta Benzema parece haber puesto una marcha más.

El encuentro empezó con un par de despistes y Carvalho y Marcelo cayeron en la trampa que pusieron Ramos, Ebert y Lasogga para el primer tanto. Al central le sacaron de su zona y Marcelo llegó tarde al remate de Ebert. Pero el Madrid aceleró y tres minutos más tarde, el árbitro obvió un penalti sobre Callejón. A partir de ahí se quedó sin rival. Se apropió de la pelota y, a velocidad de pretemporada, fue creando ocasiones y haciéndose demasiado poderoso para el Hertha.

El equipo estuvo atento a la recuperación, al orden táctico y da la impresión que, con respecto a la temporada pasada, se ha hecho incluso más compacto. Dentro y fuera del campo: sólido, armonioso en los movimientos, unánime en el mensaje, coordinado hasta en el modo en el que se sientan en el banquillo o celebran las buenas jugadas. Mourinho está contento: el club, el equipo y sus satélites, reman todos en la misma dirección.

Y además sigue igual de contundente. En la primera parte, dos llegadas y dos tantos. El primero, una falta a Benzema que Cristiano colocó por la escuadra (lleva cinco en cuatro partidos). Una tercera ocasión y poste del 7. Al inicio de la segunda parte, el tercer tanto del Madrid, el segundo de Benzema. El delantero francés, bigoleador, estuvo en todo lo bueno que hizo el equipo. Buscó el balón, quiso definir, asistir, participar, regatear, recuperar. Está fino y se gusta. En el primer gol del Madrid, robó la pelota y avanzó hasta la falta. En el siguiente, Callejón vio su desmarque. En el tercero, fue Khedira (que suplió a Coentrao) el que recuperó la posesión y encontró la carrera del nueve, que dribló al portero.

Adaptados.
Y los nuevos están y se dejan ver. Callejón se movió con descaro y acabará convirtiéndose en la perfecta pieza de encaje: el moscardón pesado cuando el equipo no tenga la pelota, socio de los de arriba, como demostró en la asistencia a Benzema y contento con su rol de futbolista número 13 o 14. Por su parte, Coentrao juega sencillo, tiene el campo en la cabeza y es dos en uno: pivote y extremo. Y Mou probó ayer a Varane de lateral derecho. El francés ya ha jugado de central por la derecha, por la izquierda y puede actuar de mediocentro. Total: va todo según el plan previsto.

Los 2 protagonistas del partido y de la pretemporada blanca.

2 comentarios

  1. estefi

    osm quiero muxo wuaposs

    julio 30, 2011 en 13:17

  2. cristiano ronaldo ers un gran jugador

    noviembre 22, 2012 en 20:45

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s