Nosotros vimos nacer la leyenda

Archivo para septiembre, 2011

El Madrid al contragolpe

La Liga de Campeones no es un problema para el Real Madrid, que utiliza esta competición como terapia y en ella encuentra el refugio para intentar rebajar la tensión y espantar dudas, propias o ajenas. Una victoria contra un Ajax descarado, pero menor, le despeja un camino en el que no debería encontrar más dificultades que las que el propio Madrid se busque.

Pero sería un error caer en la autocomplacencia por la contundencia del marcador. Y es que el Madrid está lejos de ofrecer su mejor versión, algo que sólo alcanza cuando despliega esos contragolpes que ha convertido en un arte. Ahora hay que olvidarse de ver a este equipo entregarse a la elaboración de sus jugadas. Ha elegido una vía más directa y letal para tumbar a sus rivales, el contraataque. Se ha refugiado en él para superar los momentos de inestabilidad y en él se apoya para ir creciendo y ganando confianza. No sería una exageración asegurar que no hay equipo en el mundo capaz de ejecutar un contragolpe con la perfección que lo hace el Madrid. Y eso, también hay que valorarlo y disfrutarlo. Más preocupantes son las numerosas ocasiones de gol que le crean en cada encuentro. Como siempre, la solución a este problema sigue estando en los guantes de Casillas, que se lució con no menos de tres intervenciones de gran altura.

Con una contra desenredó el Madrid un partido que comenzó con mala cara y apoyado en las veloces galopadas de sus jugadores encontró una autopista que le terminó llevando con comodidad hacia la victoria. Con espacios por delante nadie se sintió más libre que Kaká, que recuperó viejas sensaciones, y Özil y Cristiano supieron disfrutar con la ligereza de los marcajes del Ajax. Con todos ellos supo conectar Xabi Alonso, el único cerebro de este conjunto, la mente más clara.

El claro triunfo del Madrid no se adivinaba en los primeros minutos del encuentro, cuando debió surgir la enorme figura de Casillas para dejar las cosas en su sitio. No se había cumplido el primer minuto cuando Iker demostró reflejos y agilidad para desviar un disparo de Boerrigter.

Y es que el Ajax salió con descaro, buscando el balón y tratando de llevar la iniciativa, nada extraño de acuerdo con su historia, pero sorprendente dada la enorme distancia que separa actualmente al Madrid y el conjunto holandés. El Madrid permitió al Ajax iniciar el juego con tranquilidad, olvidándose de presionar, todo lo contrario que los holandeses, que mientras mantuvo la ilusión que acabaron por arrebatarle los goles supo situar un hombre junto a Xabi Alonso.

Al cuarto de hora Casillas tuvo que aparecer de nuevo, esta vez ante De Jong, pero ninguna ocasión fue tan clara como la de Benzema a los 17 minutos, cuando de forma inexplicable, y desde el área pequeña, mandó fuera un envío de Khedira.

El Madrid estuvo a disgusto y el público inquieto hasta que construyó la mejor acción de la noche. Fue un extraordinario contragolpe iniciado por Ramos, que pasó el balón a Özil, quien combinó con Cristiano, éste se apoyó en Kaká, que se la devolvió al portugués para que se asociara con Özil, que vio a Benzema en la derecha y éste envió el balón al centro del área para que Cristiano, llegando en carrera, batiera a Vermeer. Una acción perfecta, ejecutada a una altísima velocidad y al primer toque por todos sus protagonistas. Once toques para construir el contragolpe perfecto. Maravilloso.

Con ese gol comenzó a destruir la resistencia y la confianza del Ajax y dibujó un escenario totalmente nuevo, en el que el Madrid se manejó con más soltura. Al Ajax le invadieron las dudas y comenzaron a pesarle sus limitaciones. Se alargó en exceso y separó sus líneas hasta dejar las grietas suficientes por las que supo atacarle el Madrid.

Antes del descanso Kaká marcó el segundo gol del Madrid con un buen disparo desde el borde del área y al poco de salir de los vestuarios Benzema firmó el tercero. Otra bella acción. Xabi Alonso rompió todo el sistema defensivo del Ajax con un sensacional pase en largo a Arbeloa, que combinó con Kaká y éste con Benzema para que el francés marcara.

De ahí al final, las principales noticias que dejó el Madrid fueron la lesión de Benzema, otra excelente intervención de Casillas y el debut del turco Altintop. Pocos argumentos para la felicidad.

Cristiano autor de 1 gol, felicita a Kaka, autor del 2º gol.


Victoria frente un valiente Rayo

El partido ofrece razones para el optimismo y para la inquietud, sírvase usted mismo. El análisis más entusiasta nos señala la extraordinaria recuperación del Real Madrid, que encajó un tanto a los quince segundos y terminó metiendo seis goles que disparan los cañones del confeti. Y con diez jugadores durante 35 minutos, no lo olvido. La segunda lectura es más fría y se sirve cruda: el Real Madrid ganó al Rayo Vallecano jugando al contragolpe. En el Bernabéu y dominado durante largos ratos por su humilde vecino: en la segunda parte, el visitante acaparó la posesión hasta el 59%.

El examen del juego también acepta diversas perspectivas. Se podrá decir que Mourinho, hábil mariscal de campo, tocó las teclas adecuadas para hacer reaccionar al equipo. La sustitución de Lass por Özil en el minuto 28 tuvo el efecto de afilar los cuchillos del Madrid. Si el francés no se muda en los próximos días a París, habrá que considerarla un ejemplo de astucia. La entrada de Khedira y Benzema, ya en la segunda mitad, contuvo al Rayo en la misma medida que ayudó a sentenciarlo.

También se podrá afirmar lo contrario. Que el Madrid entró penosamente en el partido y que todos los arreglos posteriores fueron remiendos del problema primigenio: la crisis de juego. Ese bloqueo que persiste y que ayer se disfrazó de emoción desgarradora.

Sandoval tampoco escapa de esta crítica que se debate entre el elogio y el reproche. Su planteamiento fue hermosamente suicida y será recordado durante algún tiempo, hasta que solamente quede el 6-2. En lugar de acortar el campo, lo alargó hasta hacerlo llanura esteparia. Tan valiente fue que retó a un galgo en un canódromo. Tan hidalgo, que convirtió un partido de cara en un frenético intercambio de golpes que eran contragolpes a su mentón.

Fidelidad.

En definitiva: el Rayo quiso ser fiel a su estilo, aunque su estilo potenciara las virtudes del Madrid. Y el resultado es que palmó con la misma sonrisa que mostraba en el velatorio el cadáver de Bing Crosby, fallecido en 1977 en el campo de golf de La Moraleja por un fallo cardiaco en el mismo momento de embocar un putt.

Pero esa es otra historia. En la que nos ocupa nos quedará la duda de qué hubiera sido del Rayo si se hubiera ahorrado los momentos más conmovedores. Pero no lo hizo. Tras el gol de Michu buscó el de Lass Bangoura, sastre de Marcelo en varios trajes a medida. Me reitero: fue emocionante ver al Rayo comportarse como si no hubiera mañana, ni segundas partes, ni capitalismo, ni ira divina.

Su última pirueta fue reengancharse al partido después de que Cristiano (2) e Higuaín pusieran con ventaja al Madrid. Otra vez marcó Michu, que es un futbolista a tener en cuenta. Y la esperanza del Rayo se aferró luego a la boba expulsión de Di María.

Un choque tan inesperado sólo lo podía resolver un héroe imprevisto: Varane. El francés, que por alto se maneja como Lindbergh, marcó de espuela y mató al Rayito. Luego bailaron sobre su tumba Benzema y Cristiano, pero ni eso borró la sonrisa de Sandoval. Como Crosby, él había golpeado primero.

Cristiano anotó 3 goles.


Cristiano Ronaldo e Irina Shayk podrían casarse

El 12 de julio de 2012 podría ser el día elegido por Cristiano Ronaldo para dar el «sí, quiero» a su novia, la modelo rusa Irina Shayk, tal y como publican varios medios portugueses.

Según un amigo de la familia del futbolista, hace tiempo que Cristiano piensa en boda, pero «estaba esperando a cumplir su primer aniversario con Irina para poner la fecha».

De este modo, el merengue y la rusa formalizarían su relación para poder empezar a formar una familia junto a Cristiano Ronaldo Jr. el hijo que el fubolista habría tenido supuestamente con la camarera de un bar estadounidense.

Pareja feliz.


Del pardillo al siniestro total

El mismo lugar y un crimen aún peor. El Madrid de Khedira y Kaká retrocedió estrepitosamente en Valencia y sufrió una de esas bofetadas cuyo dolor no remite hasta el final. La expulsión del alemán y un penalti clamoroso no señalado por Turienzo acentuaron el malestar general. Lo aprovechó un Levante encomiable, laborioso y pícaro. El Madrid rodó por la pendiente desde el regular hasta el horrible y se traspapeló tácticamente, con Cristiano y sin él, para regresar a la dinámica de verle el cogote al Barça.

Como en el mejor cine de acción, género que cultiva el Madrid, justificó la trama una pelea repleta de culpables y con un solo pardillo: Khedira. Turienzo se merendó una falta a Di María, éste lo pagó con una entrada desagradable a Juanlu, Iborra tocó la cara al argentino, que se desmayó como abatido por un balazo, Ballesteros se agachó para ‘comerle la oreja’ y Khedira se metió en el papel de absurdo justiciero, lo que le costó la segunda amarilla. Era el minuto 40. Ese enredo mató al Madrid en una visita llena de espinas por el oficio del rival, por el césped cuarentón, por la suplencia de Cristiano, por el empuje de una grada que hinchó como un pez globo al Levante.

Mourinho puso a Khedira para atender a la ortodoxia de un mediocentro puro junto a Xabi Alonso sin que haya demostración científica de que el guipuzcoano juegue peor solo que con compañía. Tampoco quedó claro en un curso de convivencia que el alemán mezcle bien con él. En partidos así, Xabi puede con la letra y con la música, con el corte y la creación, sin verse desbordado por el trabajo. Esa medida, más la suplencia forzosa de Cristiano, le quitó al Madrid el punto festivo, vigoroso y loco que le daba Coentrao en el centro. Con ese estilo plano que imprime Khedira (sin el cual el Madrid había ganado los tres partidos anteriores) recibió poco pero pegó muchísimo menos. Y en partidos así se pagan intereses de demora. Se alarga el tanteo y luego no queda tiempo para el KO.

Kaká no despega.
Tampoco tuvo éxito la dirección de obra de Kaká. El Madrid le necesita porque es un activo carísimo y porque alguien debe apretar a Özil, futbolista de rentabilidad variable, con demasiados minutos valle, más de los que se asumen incluso en el caso de los artistas. Pero Kaká no es ahora un jugador remolque sino, en el mejor de los casos, un buen acompañamiento. No fue el culpable pero tampoco la solución.

El Levante empleó todos los argumentos admisibles para su modestia: colocación, oficio ante el adversario y ante Turienzo y antipatía en los marcajes. Terrenos todos en los que se maneja con soltura Ballesteros, el jefe del partido. Y no pasó demasiados apuros, más allá de los que se buscó Munúa, con aceite en sus guantes. Benzema tuvo las dos ocasiones más potables: una la estrelló en las piernas de Nano con Munúa rendido, otra la despachó de un voleón cuando se exigía una vaselina. Conforme pasaron los minutos, el Madrid se ahorró los intermediarios, lo que, al contrario que en el mercado, encarece mucho las operaciones. Atascada en las trincheras la guerra convencional, el Madrid buscó el argumento nuclear de Cristiano. En realidad Mou le ve como el mejor nueve de cuantos tiene y así lo dejó claro en la cadena de clásicos del curso pasado. Y también como el antídoto perfecto en situaciones de inferioridad: nada mejor que poner a un futbolista que vale por dos.

Sin embargo, la cosa fue a peor para el Madrid. También para Turienzo, que se tragó un penalti por mano escandalosa de Iborra. Y el Levante fue cogiendo cuerpo y atrevimiento. Juanlu perdonó la primera, pero el Madrid ya había perdido el orden y la razón y Koné se lo hizo pagar. Su derechazo descomunal le mandó a la lona. Ya no se levantaría. Fue un paso atrás en la lucha por la permanencia, que diría Mourinho.

Cristiano empezó en el banquillo.


El Madrid supo sufrir y ganar

La trampa que tiende el Real Madrid a sus rivales es que cuando más le dominan más cerca está de montar un contragolpe. Y no hay mejor equipo a la carrera. Al segundo susto, el adversario decide retroceder unos metros y el Madrid vuelve a dominar el partido. Lo que ocurre después es que se apropia del balón y se siente protegido, pero echa de menos de correr, la vida en la carretera.

Como el fútbol es paradoja, el Madrid marcó ayer después de tres pases entre futbolistas que ocupaban su posición como jugadores del Subbuteo; casi estáticos, quiero decir. Cristiano, en situación de extremo izquierdo, tocó para Benzema, el francés abrió para Marcelo y este hizo lo propio en dirección a Di María. El balón trazó una línea horizontal (aproximadamente) que terminó en un remate magnífico, de zurdo bueno (los malos se hacen porteros). La intriga no reside en el gol, el primero que consigue el Madrid vestido de rojo. La pregunta es qué hacía Marcelo allí, en el centro de la línea frontal del área enemiga, territorio de delanteros y centrocampistas avanzados.

La única respuesta es que Marcelo estaba en ese lugar desmoronando el equilibrio de un Dinamo que ayer tuvo solución para casi todo, excepto para un lateral lunático y explorador. No diré que Marcelo es el jugador más relevante del Madrid (se podría discutir), pero me reconocerán sus víctimas que es la gota que colma el vaso.

Así las cosas, para los rivales del Madrid hasta el panorama más optimista resulta desalentador. En el mejor de los escenarios, y después de una estricta aplicación, se puede controlar a Cristiano, Benzema, Di María, Özil o Xabi. Pero en ese caso, en el mejor de los posibles, lo más probable es que te mate Marcelo (y a él el árbitro).

Que el gol llegara en el minuto 52 habla muy bien de la resistencia croata y de los problemas del Madrid para hincarle el diente al partido. La primera razón es que el Dinamo no es la perita en dulce que se anunciaba desde el bombo 4. Se trata de un equipo joven, una bicoca para ojeadores, con el único problema de que carece de un delantero centro o algo que se le parezca. Kovacic, de 17 años, es un mediocampista exquisito y ágil. El brasileño Sammir (24) es un futbolista con conocimiento del juego y el argentino Luis Ibáñez (23) un lateral ratonero y profundo. Por no hablar del portero, Kelava (23), listo para ser estrella. Hay mimbres, por tanto, pero falta pólvora.

Balance.
El Dinamo (fuerza en movimiento) podrá presumir de un partido en el que le peleó el timón al Madrid. Para el ganador quedará el valor de la victoria, aunque persisten las lagunas, queda saber si por falta de juego o por falta de concentración. Por lo demás, no hubo grandes revelaciones. Coentrao cumplió como centrocampista y sus arrebatos atacantes compensaron su escasa disciplina defensiva. Será así siempre. Özil se perdió en su nube y Benzema dejó sólo un quiebro, pero magnífico: tumbó a media defensa. Lass, chuleta, jugó diez buenos minutos.

Mourinho, que al final estuvo en un palco VIP, lo vio todo cubierto con una gorra de hombre de Harrelson, como un SWAT en el tejado. Pero sin rifle.

Cristiano volvio a vestir de rojo, pero con el Madrid.


Hay Liga

Quizá no sea lo que pareció. Quizá la Liga no ande tan malita de desigualdad. El mejor Madrid posible, agrandado en el ánimo por el pinchazo del Barça, anduvo en vilo frente a un Getafe con una tercera parte de su plantilla inhabilitada. Encontró el atajo en un penalti de Cata a Cristiano al que le faltaron tres dedos para serlo y escapó por ahí, y por el tino de Benzema, de un mal trago. Del huracán de Zaragoza quedó sólo la cola, quince minutos. Luego un Getafe impecable le recordó que no le sobra tanto para transitar por la Liga.

El Getafe tuvo el mérito de no asustarse ni ante las inclemencias ni ante los accidentes. Minimizó los daños cuando se jugó al brutal ritmo del Madrid y ofreció respuesta cuando presintió que amainaba. Para el Madrid hubo sol, viento y lluvia. Fabricó ocasiones hasta que fueron multitud pero admitió dos goles y vio a Casillas hacer demasiados juegos de manos. Hubo más fuego cruzado del que esperaba. Coentrao fue bueno para unas cosas (la mayoría) y no tanto para otras, Xabi se vio desbordado, Özil tuvo poca llama y Carvalho volvió desmejorado de su bronca nacional.

El Madrid tomó impulso en el empate del Barça, que se había dejado segundos en una etapa llana, y tuvo una puesta en escena estupenda. En 15 minutos vació el cargador: ocho disparos y un gol. Colocó el partido a la velocidad de la luz y de ese ritmo se bajó el Getafe sin rechistar. Benzema se metió en su nuevo papel de devoracentrales y con eso, el toque de Özil, el sonajero de Marcelo y el empuje de Coentrao adivinó otro festín. Incluso Cristiano anduvo despojado de vedettismo para contribuir a la causa. El zumbido aturdió al Getafe.

Coentrao.

Se detecta que el Madrid ha pulido el juego a un toque en el tramo final. Velocidad, desmarque y precisión reunidos en tiempo y forma. Así llegó el 1-0, tras espectacular secuencia Özil-Marcelo-Coentrao-Özil-Benzema. Se repetiría después, con peor estocada de Coentrao, que no contiene su vocación de llegador, virtud y pecado, según los casos. Se ahorra en exceso los trámites, pero le encontrarán siempre cuando huela a gol.

Después se abandonó el Madrid y fue recapitalizándose el Getafe. El partido se le hizo más habitable en cuanto el rival le quitó velocidad a su carga. Y en esas llegó el gol de Miku, habilitado por Coentrao. Entonces afloraron su virtudes: la picardía de Sarabia, el peligro sordo de Pedro Ríos, el gatillo fácil de Miku, su jugador más influyente.

Y se entró en el intercambio de golpes. Pegó más el Madrid, pero también tocaron su mandíbula. Cristiano mandó una chilena al palo; Coentrao falló un gol a puerta vacía y le anularon justamente otro; Clos, el de los trece errores (catorce ya), vio penalti de Cata a Cristiano donde sólo había falta. Equivocación de bulto, quizá decisiva. Luego llegó el pase de Cristiano a Benzema para el 3-1, pieza de orfebrería de 40 metros de longitud. Un gol de alta costura. Entró Kaká para resolver lo que parecía resuelto y Miku decidió que habría pelea hasta el final, tras desempañar, con un recorte a Carvalho, el camino al 3-2. Higuaín, previo taconazo de Kaká, tuvo la última palabra. Fue la puntilla a un Getafe que casi arruina la apocalíptica campaña de Del Nido.

Cristiano Ronaldo celebra el gol del 2-1, suma ya 4 en dos jornadas.


Documental Cristiano Ronaldo tested to the limit

Parte 1

Parte 2

Parte 3

Parte 4


C. Ronaldo mide su potencia en ‘Tested to the limit’

El futbolista del Real Madrid Cristiano Ronaldo ha acudido a un acto multitudinario este miércoles en el madrileño Palacio de Vistalegre donde algunos invitados de excepción han podido presenciar el documental ‘Ronaldo: tested to the limit’, centrado en la figura del portugués y en sus imponentes condiciones físicas.

El tirón popular del astro luso, se dejó notar en los aledaños de Vistalegre donde, como si de un partido se tratara, se aglutinaron cientos de aficionados deseosos de poder ver de cerca a su ídolo, aunque tan sólo fuera un instante. Las ventanas de los domicilios contiguos se improvisaron como palcos de excepción desde donde se podía contemplar el aluvión de flashes y cámaras que perseguían una sonrisa del ‘7’ madridista.

La petrolera Castrol ha sido la compañía que ha auspiciado la realización y la presentación del documental, donde han acudido personalidades como el exguardamente madridista Jerzi Dudek, o el piloto de rallies Carlos Sainz, que al más puro ‘estilo Hollywood’, llegó a los mandos de un espectacular coche deportivo, con un copiloto de excepción, ni más ni menos que el protagonista de la noche, Cristiano Ronaldo.

En la pieza audiovisual en cuestión, de apenas una hora de duración, como bien vaticina el título del documental, se somete al ‘crack’ luso a unas pruebas de esfuerzo para determinar el límite de su cuerpo. Así, se le ve realizando ejercicios de velocidad, potencia, saltos y disparos. Para ello, el futbolista más caro de la historia, se sumerge en un ambiente futurista, donde la más alta tecnología punta, aplicada al ámbito deportivo, mide el límite de su esculpido cuerpo.

Carlos Sainz

El que este miércoles actuó como ‘chofer’ improvisado de Cristiano Ronaldo, el piloto Carlos Sainz, dio un repaso a la actualidad madridista. “Creo que el segundo año de Mourinho, siempre es el bueno. Yo soy muy optimista, creo que el Real Madrid el año pasado ya hizo una buena campaña. Pero como es lógico, todos los madridistas siempre esperamos más. Esperamos que gane la Liga, que gane siempre la ‘Champions’. El Madrid tiene que optar a todo. Aparte de jugar bien”, señaló el piloto.

Sobre el protagonista del evento, el portugués, Sainz confiesa que “Cristiano es uno de los mejores jugadores del mundo”. “Se cuida, parece que este año está un poco más delgado. Está muy en forma, entrena mucho, es una gran profesional. Tiene una condición de ganador que se ve en el campo. Es un gran campeón”, finalizó.


Cristiano no cierra la puerta al United

Sorprendente. Cristiano Ronaldo ha concedido una entrevista a Sky Sports en la que asegura fidelidad al Real Madrid: “Firmaría 10 años más”. Pero a la vez se deja querer por el Manchester United: “No cierro las puertas a un posible regreso, quizás en el futuro pueda ocurrir, porque conozco la Liga, a los jugadores, el ambiente…”.

El portugués confirma en esta entrevista su cariño hacia su antiguo entrenador: “Sir Alex Ferguson es como un segundo padre para mí. Me ayudó mucho a mejorar, como ahora lo está haciendo José Mourinho. Los dos son entrenadores con mucha experiencia. Para mí con los mejores”.

Sobre su posible regreso al Manchestet United, Cristiano Ronaldo dijo lo siguiente: ” Tengo buenos recuerdos del Manchester y cuando veo los partidos lo echo mucho de menos porque hay una parte de mí que se quedó en Inglaterra”.

El portugués quiso también dejar contentos a los madridistas: ” Lo he dicho varias veces: si el Real Madrid quiere, puedo firmar diez años más, hasta el final de mi carrera, pero no puedo mentir y decir que no voy a volver a Manchester. No sería justo por mi parte”.

Cristiano Ronaldo también ha explicado las razones de cambiar Manchester por Madrid: “Siempre busco nuevos retos. Cambiar el United por el Real no es una cuestión de contrato. Se trataba de un nuevo reto, de estar cerca de mi familia, del clima, del idioma. Pero el principal motivo por el que decidií cambiar fue el reto. Me gusta ponerme bajo presión para ver qué puedo hacer”.

video de la 1a parte de la entrevista

Traducción del video:

Presentadora: ” Estamos con el jugador más caro del mundo, Cristiano Ronaldo, que nos habla de que le gusta de Madrid, y si volveria algun dia a la Premier League”

Cristiano: ” Miro los partidos de la Premier, ya que como saben jugué 6 temporadas en Manchester, y tengo nostalgia de mi equipo y la liga inglesa, ya que pienso que  es muy bonita la Premier”

Presentadora: ” ¿Te ves jugando en la Premier league otra vez? ”

Cristiano: ” ¿Porque no? no cierro la puerta “


Cristiano lidera a Portugal

Portugal afianzó hoy su clasificación para la Eurocopa de 2012 con una victoria (0-4) frente a una esforzada Chipre, que jugó una hora en inferioridad numérica y salió goleada con dos tantos de Cristiano Ronaldo, uno de Almeida y otro de Danny.

Los portugueses aseguraron así su liderato en el grupo H en un partido que tuvo un sorprendente preludio por la renuncia del central del Real Madrid Ricardo Carvalho, quien abandonó esta semana inesperadamente la selección lusa.

Ambos equipos volvieron a encontrarse, esta vez en el estadio de Nicosia, un año después de empatar a 4 goles en Portugal, un resultado que sentenció al antiguo entrenador Carlos Queiroz. La primera ocasión de gol de Portugal llegó con una entrada del lateral derecho Joao Pereira en el minuto 12, en un comienzo de partido en el que Chipre amenazó con un par de contraataques peligrosos.

Cristiano Ronaldo acercó a Portugal hacia el gol en varias ocasiones fallidas, como un remate desde fuera del área en el minuto 16 que despejó el guardameta. La defensa cerrada del conjunto chipriota, que se ganó su primera tarjeta amarilla en el minuto 17 (Domprasinovic), bloqueó al equipo luso con poca fluidez ofensiva.

La selección portuguesa, que fue ganando enteros a medida que pasaban los minutos, tuvo en Joao Moutinho a su jugador más activo de la primera parte. Precisamente un disparo de Moutinho dentro del área, que el chipriota Dobrasinovic cortó con las manos, provocó un penalti y la doble amarilla al defensa.

Cristiano Ronaldo se estrenó en el minuto 34 con un disparo fuerte a la derecha del portero. Tras el gol, el público chipriota tuvo una curiosa reacción. Intentó provocar al astro del Real Madrid coreando el nombre de su rival en el Barcelona, Lionel Messi, y mostrando camisetas del argentino desde las gradas.

Al filo del descanso una internada del delantero Okkas, al borde el área de gol, fue detenida en falta por el zaragozista Rúben Micael, que vio la primera tarjeta amarilla de Portugal en el minuto 35. En la segunda parte, los chipriotas entraron con fuerza al terreno de juego con peligrosas jugadas que rondaron el área portuguesa, a pesar de su inferioridad numérica.

Portugal tampoco bajó el ritmo y puso a Chipre a prueba con un pase de Ronaldo a su compañero del Real Madrid Fábio Coentrao, en una incursión por la izquierda, que se estrelló contra el poste derecho en el minuto 56. El seleccionador Paulo Bento, que optó por su habitual 4-3-3, cambió al centrocampista Micael en el minuto 63 por Miguel Veloso, y a Hélder Postiga por Hugo Almeida en el minuto 75.

Su entrada, sin embargo, no reanimó una segunda parte que sólo tuvo en sus diez minutos emoción con tres goles, uno de Ronaldo en el minuto 82, de Almeida dos minutos después a pase del propio jugador del Real Madrid, y del delantero Danny en el tiempo de descuento.

Cristiano celebra uno de sus 2 goles.


Hyperfuse – Nike Sportwear

Nuevo spot publicitario de nike con CR7


Cristiano cree que no se deben fiar de Chipre

El portugués Cristiano Ronaldo, delantero del Real Madrid, afirmó este miércoles que no se debe menospreciar a Chipre, rival de Portugal del próximo viernes en partido valedero al Eurocopa 2012, y avisó de que “nadie tiene lugares garantizados” en la selección.

En declaraciones desde la concentración de Obidos -a 80 kilómetros de Lisboa-, el astro portugués, de 26 años, recordó que Chipre les empató a cuatro goles hace un año en su propia casa y resaltó que ésa fue una “una gran lección” que muestra la importancia de entrar “concentrados”.

“No vamos a cometer los mismos errores que cometimos aquí en casa (ante Chipre). Estamos preparados, en un buen momento y confiados”, remachó Ronaldo, que suma 82 paridos como internacional absoluto.

Sobre las posibles opciones del seleccionador Paulo Bento, el extremo madeirense resaltó que “nadie tiene lugar garantizado en el equipo” y que “quien esté mejor, va a jugar”.

La selección de Bento es primera en el grupo H empatada a puntos con Noruega y Dinamarca.

La concentración de hoy se vio sobresaltada por la inesperada ausencia del central del Real Madrid Ricardo Carvalho, quien no viajará a Nicosia (capital de Chipre) al abandonar hoy por sorpresa la concentración de la selección.

A cristiano se le ve muy relajado en la concentración con Portugal.